Pies de barro

Prendas para la vida

¿Qué nos inspira a comenzar un proyecto? 

Siempre buscamos una razón, un objetivo para empezar a materializar nuestras ideas, pero realmente de dónde surge la diferencia entre, comenzar un negocio por alcanzar metas materiales e individuales y comenzar un negocio apasionante a la par de nuestros semejantes, buscando algo más que un beneficio personal.

Este día les presento un espacio distinto, donde se comparten y producen resultados distintos. Pies de barro es un taller de prendas artesanales, un espacio  lleno de color y vida, un lugar para aprender, un lugar lleno de comodidad donde puedes ver las prendas, tocarlas, probartelas, ver cómo las hacen y tener una charla muy alegre con Carmen, la fundadora de Pies de Barro.

Conocimos un poco acerca de su historia, sus razones y metas, pero más que nada conocimos a una persona que ve la vida en positivo y esto sin dudas, lo transmite en las prendas y en las personas que se acercan a Pies de Barro.

¿Como es idear o diseñar una prenda?

Yo comencé haciendo faldas, aprendí a vender muchas cosas anteriormente, pero al final me decidí por la ropa tradicional. Comencé vendiendo ropa en las universidades, en espacios de oficina, yo quería que mi ropa les llevará alegría a su persona y a su espacio de trabajo. 

Cuando diseño una prenda, pienso en usar materiales naturales como el algodón, que puedan dar comodidad y felicidad, por ello no utilizo cierres o botones en las prendas que hago, para dar mas libertad a las personas, mis bordados los hago pensando en traer sanación a quien usa la prenda. 

¿Por qué pies de barro?

Se llama pies de barro por que mi compañero me llamó así cuando nos conocimos hace 10 años, el es Músico, yo iba a un grupo de danza y bailaba mientras el tocaba, después de bailar me relajaba, me quitaba los zapatos y me ponía a tejer, el se enamoró de mí y una vez me dijo: Tú eres mis pies de barro. 

En aquel tiempo, conviví con comunidades Otomí, Nahuas, Purépechas, Wirrarikas y Mazahuas, con ellos aprendí a quitarme los zapatos y a tejer en el piso.

Aprendí principalmente con las mujeres Purépechas a bordar desde la naturaleza, pies de barro es hacer las cosas desde una conexión con la tierra. 

Cuando trabajaba con las comunidades el proyecto se llamaba Tenderete artesanal comenzamos a distribuir las prendas y después de 5 años me independicé pero aun les ayudo a vender la ropa que ellos fabrican, se quedaron con el primer nombre y yo con pies de barro. 

¿Por qué se acercan a Pies de barro?

Mi ropa  lleva consigo una intención energética, busco que quien use la prenda pueda sanar, que a pesar de los problemas se pueda seguir adelante.

Yo decidí que mi camino es la exclusividad por que no todos compran de manera consciente, las personas que se acercan por una prenda a pies de barro pagan el valor real de la prenda, porque ellas saben lo que usan. 

¿Cómo vez a futuro tu proyecto?

Busco mejorar mi espacio y reestructurar pies de barro con armonía y amor. 

Considero dos vertientes en mi negocio, uno de ropa tradicional, ropa que viene de las comunidades, esa es una parte de la cual nunca me separaré por que siempre me he sentido identificada con ellos, la otra vertiente son las prendas que yo diseño y fabrico.  

¿Qué opinas sobre las grandes marcas de ropa?

Yo siempre he pensado que me revele del sistema por independizarme, no he recibido apoyo de nadie más que de mi familia, siento que nací con la misión de romper el sistema.

No estoy a favor de trabajar con etiquetas, publicidad, o estereotipos en la moda que son atemporales, quiero reeducar a las personas que se debe vestir por convicción y no por moda.

Sé que necesito la publicidad para hacer crecer a lo grande mi proyecto, pero pienso evitar la contaminación visual y las etiquetas, etiquetas que incluso a veces, nos ponemos nosotros mismos.

¿Cómo se produce tu alimento?

Foro Mujeres Rurales por una Agricultura para la vida

El pasado fin de semana pudimos asistir al foro Mujeres rurales por una agricultura para la vida organizado por la Red de defensoras de Jalisco, una organización que lucha por el  derecho a la salud y un ambiente sano libre de pesticidas y agro-tóxicos, donde convergen mujeres de las seis regiones del Sur/sureste de Jalisco, teniendo como principal preocupación crear un futuro en armonía con la naturaleza.

Durante el foro, dialogaron representantes de diferentes regiones del sur de Jalisco, como San Gabriel, Tuxpan, Mazamitla, Tapalpa entre otras regiones. Se realizaron también diversas actividades, principalmente enfocadas a la problemática de la presencia de agrotóxicos en la agroindustria. Acudieron diversos académicos, los cuales presentaron de manera concreta las afectaciones que esta práctica de producción, tiene en la salud de la población y el medio ambiente. 

Así mismo se realizaron mesas de diálogo, donde se compartieron los diversos puntos de vista expuestos por las y los asistentes del foro, algunos de los temas fueron: salud Ambiental, productores y consumidores, incidencia política, mujeres y Derechos Humanos y jóvenes con nuevas alternativas.  

¿Cómo se produce tu alimento? 

¿Te has preguntado cómo fue que llegó hasta tu plato esa verdura que preparaste? 

Cuando las cosas se encuentran tan a nuestro alcance es difícil que surja la incógnita sobre ¿Cómo fue que llegó ahí? cuando lo único que hacemos es estirar la mano para dar una moneda y recibir el producto. La agroindustria orquestada por las grandes corporaciones, basa su sistema productivo principalmente en la siembra de monocultivos, esto quiere decir que destinan grandes extensiones de terreno para sembrar un solo fruto o verdura. 

La siembra es una actividad compleja que depende plenamente del ecosistema donde se desarrolla, los monocultivos afecta los nutrientes de la tierra reduciendo y acabando con su tiempo de vida fértil, aunado a esto, el uso de químicos en el proceso no solo altera la composición del fruto o verdura, si no que intoxica la tierra, el agua, el aire, la fauna y por ende la salud del consumidor.   

Si bien, la temática principal del foro fueron el uso de pesticidas y agro-tóxicos en la agricultura, se desprendieron problemáticas circundantes a esta actividad, como la renta de tierras ejidales en estas regiones, los resultados alarmantes de contaminantes en las cuencas y cuerpos de agua, la alteración del clima en prácticamente todas las regiones, un incremento de diversos padecimientos que van desde dolores estomacales hasta afectaciones en órganos internos, problemas cognitivos en menores de edad, insuficiencia renal y en algunos casos, cáncer. 

¿Qué podemos hacer? 

Fueron presentados diversos emprendimientos encabezados por mujeres, algunos de ellos fueron, la producción de jamaica orgánica, miel natural, tratamientos con hierbas medicinales, repelentes naturales, canastas solidarias, entre otros productos. 

Podemos comenzar por reflexionar al momento de comprar un alimento: ¿Dónde, quién y cómo se produce? 

Optar por comprar con pequeños productores, comercios locales y localizar puntos de venta de productos o mercados orgánicos puede ayudar a mejorar tus hábitos de consumo. 

Una práctica  que se recomienda si se tiene el espacio adecuado, es empezar a sembrar tus propios alimentos, un huerto en casa fomenta la valoración de la tierra, el aprendizaje y la soberanía alimentaria, puedes comenzar por pequeñas hierbas como el cilantro, hierbabuena, manzanilla o bien, plantar tomate, calabaza o zanahoria.  

Dar el primer paso hacia prácticas más sanas y amigables con el medio ambiente, es generar un cambio que al final del camino hace mucha diferencia. 

Puedes consultar algunos puntos de venta de productos orgánicos en nuestro directorio. 

Aquí puedes consultar el boletín informativo después del foro
https://cutt.ly/JeoxRHh

Dayanna Guendulain R. Lic. Negocios Internacionales