¿Llevarías una vida Zero Waste?

La cantidad de plástico que hemos generado alrededor del mundo desde la década de los 50, momento en el que se empezó a comercializar este material, supera los 9 millones de toneladas, de los cuales solo se utiliza el 30%. El 79% de los plásticos producidos terminan en vertederos, un 12% se incineran y únicamente el 9% se reciclan. Vivimos en un mundo de plástico.

Debido a estas cifras alarmantes, comenzó un movimiento que se convirtió en un estilo de vida.

¿Podemos llevar una vida produciendo cero residuos?

Frente a esta realidad, desde hace unos años existe un estilo de vida cada vez más popular, sobre todo en las redes sociales, denominado movimiento “Zero Waste” o “Residuo Cero”, busca disminuir al máximo la producción de residuos.

La filosofía de esta tendencia es no enviar residuos a los vertederos mediante la revisión del sistema establecido por la sociedad del “usar y tirar”.

El objetivo es reducir tanto la producción de residuos que alcancen un punto en el que se dejen de generar, un compromiso que requiere paciencia pero cuya recompensa es más duradera.

Los cinco principios de este movimiento según los expertos son:

  1. Rechaza: no compres cosas con empaques.
  2. Reduce: consume sólo lo que necesites.
  3. Reutiliza: busca un nuevo uso a objetos desgastados, adquiere productos de segunda mano o reutilizables.
  4. Recicla: para reciclar se necesita energía y recursos, pero es mejor que mandar la basura al vertedero o permitir que se quede tirada en la calle.
  5. Haz composta: hasta el 80% de los residuos por peso son orgánicos. Pero en los vertederos rara vez se convierten en composta.

Los mayores contaminantes

La Comisión Europea advirtió que cuando haya alternativas disponibles y económicas que reemplacen el plástico de los productos de un solo uso, los productos en su lista negra dejarán comercializarse por ley.

Los productos hechos de plástico de un solo uso (single-use plastics) que desaparecerán en los próximos años son los siguientes:

  • Popote
  • Bolsas
  • Vasos, envases y utensilios “para llevar”.
  • Agitadores de bebidas
  • Botellas de agua
  • Bastoncillos de algodón
  • Globos
  • Colillas de cigarro
  • Envoltorios de dulce y otras chucherías
  • Productos sanitarios femeninos

Estos productos solo podrán ser comercializados si son fabricados exclusivamente con materiales más sostenibles como el bambú, la madera, la tela, el vidrio y el acero inoxidable.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *